La correcta alimentación es primordial para que cualquier animal tenga un buen estado de salud, los gatos no son una excepción. Su agilidad necesita de nutrientes equilibrados que cuenten con alimentos de primera calidad.

Los gatos son carnívoros

Una curiosidad del mundo felino, es que esta preferencia por la carne se confirma, ya que estos en general, no suelen ingerir las vísceras de sus presas por su alto contenido de “alimento verde”. Incluso, la gran mayoría de felinos salvajes suele elegir la cabeza de la presa como única pieza y desprecian el resto del festín.

Estos animales son carnívoros, al igual que los perros, pero dicha coincidencia no hace que la alimentación de ambos sea igual, ni que requieran los mismos nutrientes. De hecho, los perros en estado salvaje son omnívoros, a diferencia de los gatos que en plena naturaleza tienen costumbre de ser plena y exclusivamente carnívoros.

Aunque los gatos sean exclusivamente carnívoros, no quiere decir que sólo coman carne, tampoco que el único nutriente que necesite sea la proteína. Por poner un ejemplo, un trozo de solomillo carece de hidratos de carbono, es pobre en calcio y cuenta con pocas vitaminas de tipo A y D. Por otra parte, los llamados “higaditos” pueden provocar que el animal rechace cualquier otro alimento y desembocaran en un exceso de vitamina A con pérdida de apetito, vómitos, caída de pelo…

La solución más inteligente - Pienso para gatos IFS

Elaborado con ingredientes de alta calidad que facilitan la digestión y enriquecido con Ácidos grasos del grupo Omega 6 beneficiosos para fortalecer las defensas naturales de su gato. La incorporación de un conjunto equilibrado de nutrientes esenciales entre los que se encuentra el Zinc Orgánico, proporcionan el equilibrio ideal de la flora intestinal, facilitando el desarrollo saludable de la piel y el pelo de su gato. La utilización de Yuca Schidigera y Pulpa de Remolacha hacen que consigamos un menor olor y mayor consistencia de las heces.