Cuidados del caballo

Ser dueño o propietario de un caballo es toda una responsabilidad. Estos animales son seres sociables que, por naturaleza, están destinados a correr y pastar en campos y espacios abiertos junto a su rebaño.

Para adaptar ese estilo de vida a los establos, es primordial que desempeñen esa actividad faltante por otras vías. El ejercicio es quizás, el pilar primordial para el buen desempeño del caballo, pero no es, ni de lejos, el único.

Como hemos dicho es un animal sociable, si no cuenta con la compañía de otros caballos o seres humanos, se sentirá triste y deprimido.

El terreno

El terreno también juega un papel muy importante. No hay características exactas, pero en general, se considera que una hectárea de pasto por caballo es suficiente. Observar el área en busca de basura, agujeros o plantas venenosas nos ahorrará más de un disgusto.

Para evitar que el caballo escape o se lesione, el pasto debe estar cercado. Se puede usar alambre liso asegurado a postes de madera. Nunca se recomienda usar alambres de púas, dañarían al animal.

Aunque los árboles pueden proporcionar una sombra natural, no es suficiente para proteger a los caballos de las inclemencias del tiempo; el viento, la lluvia… Para ello, lo mejor es un cobertizo de tres lados que permita que los caballos quepan juntos y construir una pared de fondo que los proteja del viento.

El establo

La cama es vital para aquellos caballos que permanezcan en un granero o establo. No puede dejar a su caballo en el duro suelo, necesitarán acostarse para dormir o descansar.

Por supuesto, la paja es la opción más popular para preparar el lecho de nuestro animal porque es cálida, barata y confortable. Pero en ocasiones, puede contener determinadas esporas de hongos, y el caballo con frecuencia ingiere esa paja.

Las virutas de madera sin polvo son higiénicas y limpias, aunque también podemos usar revestimiento de goma suave para preparar un buen lecho de descanso, pero deberemos poner paja o virutas de madera en la parte superior para proporcionar calor al caballo.

El lecho se debe limpiar con frecuencia y desinfectarse. Si el caballo pasa todo el tiempo dentro del establo, este deberá limpiarse 3 veces al día con una pala y una carretilla y se acomodará el lugar de descanso del animal tras separar el material sucio del que aún se mantenga limpio. Barrer y limpiar el suelo con desinfectante para establos, esperar a que esté seco y preparar la cama añadiendo nuevo material, compensando así la cantidad que previamente eliminamos.

Alimentación

Solo Iberica Feeding Stuff ofrece los mejores piensos naturales para su caballo. Conozca más sobre nuestra gama de productos y todo lo que puede ofrecerele a la salud de sus caballos.

El agua

Recuerde que el agua es muy importante, un suministro de agua constante o en su defecto cubas de riego serán extremadamente necesarias. En el caso de las cubas, deberemos llenarlas al menos 2 veces al día.

Cuidados para el pelaje de los caballos

Si pasa en el establo la mayoría o totalidad de la jornada, el caballo requerirá de aseo diario para mantener su pelo sano. Esto no se debe hacer si el caballo pasa la mayor parte del tiempo en el pasto, ya que los aceites naturales de su pelaje ayudan a mantenerlo caliente y seco.

Cuidado cada 6 u 8 semanas

Haga que su herrador recorte los cascos y revise las herraduras de su caballo, dejar que los cascos crezcan ilimitadamente puede resultar poco saludable.

Cuidados cada 2 o 3 meses

Adminístrele medicamentos antiparasitarios, es importante tener un programa de desparasitación para mantener sano a su caballo.

Cuidados anuales

Haga que un dentista equino o veterinario examine los dientes y suminístrele las vacunas necesarias a su caballo.